latinoamerica viva

nuestra gente

Marcela Fiorillo

Hace unos días tuvimos el placer de conversar con la pianista argentina radicada en Canberra, Marcela Fiorillo, quien este sábado 23 de Junio presentará un concierto y lanzará su nuevo CD, “Un tributo a Astor Piazolla”, con motivo de cumplirse los 90 años de su nacimiento. Marcela no solamente nos introdujo a su mundo artístico, sino que lo hizo con palabras cargadas de emoción que nos llevaron a entender y sentir más profundamente su arte. Deseamos que este transcripto de la entrevista sepa comunicar parte de ese sentimiento.

Marcela Fiorillo nació en Buenos Aires y estudió en el Conservatorio Nacional y el Conservatorio Municipal antes de viajar para Estados Unidos donde atendió las clases de Alfonso Montecino y Menahem Pressler.

 

Su trayectoria como concertista comenzó en Argentina y los Estados Unidos, interpretando temas relacionados con su formación clásica, siendo sus favoritos Liszt y Beethoven.
Su carrera la llevaría a actuar en diversas partes del mundo. Es así como en 1999 Marcela visita China, donde realiza una serie de conferencias y conciertos solo y con la Orquesta Sinfónica de Shanghái.  También ofrece clases maestras sobre Música Argentina en los Conservatorios de Shanghái y Beijing, con el patrocinio de la Embajada Argentina.


En 2006, en uno de sus visitas de actuación en Australia, Marcela conoce a un compatriota argentino, Jorge, con quien eventualmente se casa, y se radica en Canberra.

 

En sus numerosos viajes Marcela se dio cuenta que había un gran interés por la música típica argentina y  Astor Piazzolla era un favorito internacional. Es así que ella comienza a interesarse en la lírica de este gran compositor y se da cuenta de que la genialidad de Piazzolla lo había llevado a componer piezas que elevaban la música popular a un nivel clásico, pero que a la vez eran apreciadas por todos los púbicos.

Nos dice Marcela que los años que siguieron al fallecimiento de Carlos Gardel fueron años negros para el tango. “Era como que había quedado un agujero negro en Argentina ya que varias generaciones de jóvenes dejaron el tango de lado por artistas modernos. Y de repente aparece Piazzolla y genera una increíble motivación en la juventud porque hace al tango interesante. Le da la chance al instrumento de expresarse y permite a los artistas hacer arreglos sin esfuerzos.”

“Hay alguna  experiencia  que haya quedado en tu memoria como el pináculo de tu carrera hasta ahora”? le pregunto.

“No podría escoger una sola. He vivido muchas experiencias que  han permanecido en mi memoria por diferentes causas. Me trae muy buenas memorias los 21 días que pasé en China, donde tuve contacto con otra cultura que desconocía; jóvenes que valoran sus tradiciones, respetan a sus mayores y tienen un grado de amor muy grande por tu patria”.
“Dando clases maestras en los Conservatorios de Beijing y Shanghái, descubrí el amor de esta gente por la música argentina”.

“Otra experiencia que recuerdo con cariño es la primera vez que actué en el Teatro Colón de Buenos Aires. Fue la experiencia más maravillosa de mi vida. Fue magia. El salón inundado de sonidos y cuando todo queda en silencio se oyen los sonidos de todos los artistas que por ahí ha pasado”.

“Que crees, o mejor dicho que esperas, que te depare el futuro?”
“Mucha actividad. Este año estamos programando con Jorge, que es un Multicultural Arts Officer, una exposición artística con concierto en la Galería Nacional de Australia. Después es una visita a Argentina a presentar mi nuevo CD. El próximo año pienso presentar mi homenaje a Canberra en su centenario. Para ello he estado componiendo varios preludios en honor al otoño, el agua y la tierra, tan particulares de la ciudad”.

Estamos seguros que sus actividades futuras serán tan exitosas como lo han sido todas hasta ahora. El artista que trabaja desde el alma nunca puede fracasar.

 

  Para comprar más música de Marcela click  marcela fiorillo