latinoamerica viva

nuestra gente

familia marin

Oscar y Lucy Marín han sido por más de 30 años promotores infatigables de nuestras tradiciones y cultura latinoamericana en Australia. Ellos lo llaman “hobbie”, pero la comunidad sabe que es mucho más que eso. Es la pasión por difundir lo que es típico de nuestros pueblos latinos y es el sentido de solidaridad que los lleva a estar presente cada vez que instituciones o miembros de nuestra comunidad necesitan apoyo.


 Así los hemos visto innumerables veces actuando en fiestas comunitarias, como también brindándole momentos inolvidables a nuestros viejitos, en el Club de los abuelos, Asociación de Pensionistas y Parque Habitacional.

 Oscar y Lucy, chilenos de nacimiento, se conocieron en Mayo de 1973, cantando en un festival. Se casaron en Setiembre de 1973 y desde entonces han seguido cantando y haciendo trabajo comunitario juntos.

 El  27 de Agosto de 1977 llegan a Australia. Muy jóvenes y con un hijito de dos años, los comienzos no fueron fáciles. Como no lo son para la mayoría de los que hemos llegado de otras tierras. Pero, según nos cuenta Oscar, ellos no conocían a nadie y ni siquiera hablaban el idioma.

 A medida que pasa el tiempo comienzan sus actividades musicales y estudios lo que los ayuda con la adaptación en este país que los acogió. Y la familia de tres se transforma en cuatro.

A través de los años, Oscar y Lucy han tenido la satisfacción de descubrir el talento musical de sus hijos y lo que es aún más gratificante, los han visto volcarse hacia nuestra música latina, disfrutando y compartiendo actuaciones de familia.

Le preguntamos a Oscar: “Sus hijos también actúan con ustedes. Cómo lograron esto?”  
“Creo que la música venía en sus genes, nunca les obligamos a aprender música y ambos comenzaron cuando muy niños. Cesar tenía 12 años y Steve 6 cuando empezaron a tocar música andina juntos, desde ese momento no han parado. Los dos tocan una amplia variedad de instrumentos y géneros musicales, e hicieron de la música su profesión. Cuando niños les invitábamos a participar con nosotros en actividades comunitarias... hoy en día ellos nos hacen partícipe cuando organizan conciertos de música folklórica Latina, que para nuestro orgullo y alegría, nunca han abandonado.”

“Qué tipo de música prefieren interpretar?” 
“Nos gusta mucho el folklore latinoamericano, en general tiene mucho sentimiento y muchas historias que contar acerca de nuestros pueblos.”

“Que opinan de la forma en que la sociedad australiana en general ha adoptado la música latina?”
“Honestamente creemos que la música latina no ha conseguido ser "adoptada" por la sociedad australiana en general. Ha habido etapas en donde la música latina tradicional y bailable ha conseguido cierta popularidad y reconocimiento pero, nunca ha llegado a ser parte de lo que se escucha en la radio o a ocupar lugares en los rankings musicales australianos. Lo que sí, ha tenido mucha aceptación en festivales de música Internacional.”

“No les parece extraordinario que hoy en día grupos musicales y artistas individuales de Latino América incluyan a Australia en sus giras mundiales e incluso algunos de ellos hagan de Australia un concierto anual?”
“Sí que es extraordinario que tengamos artistas latinos viniendo a Australia en forma regular  pero, existen dos niveles de artistas que nos visitan, primero, los que vienen a eventos mayoritariamente latinos con un pequeño porcentaje de australianos que gustan y siguen la música latina y después están los artistas que han conseguido fama mundial como Ricky Martin, Gloria Stefan y otros que vienen a grandes eventos.” 

Referente a cómo ven el futuro de la música latina en Australia, Oscar nos dice:
“En 36 años en este país, he visto que nuestra música ha ido decayendo y afortunadamente creo que seguirá decayendo en el futuro; esto es lo que nos motivó a crear  "Latin Traditions" hace ya 8 años, con el afán de difundir nuestra música y promover artistas de nuestra comunidad que la desarrollan, especialmente las nuevas generaciones.” 

Nos despedimos no sin antes felicitarlos por la enorme tarea que han realizado a través de los años dentro de nuestra comunidad latina en Australia, no solo como ejemplo solidario si no que también como difusores de nuestra cultura latina; y desearles continuos éxitos en el futuro, que sabemos así será.